Adiós a Windows XP: ¿cuáles son las alternativas?
Published On 08/04/2014 » By @elmejorbonche »

winxppro

 

Windows XP ha tenido una vida larga y fructífera, pero todo llega a su fin. Tras muchos retrasos y prórrogas, Microsoft retira hoy 8 de Abril el soporte técnico a esta venerable versión de Windows. Por suerte, hay muchas opciones entre las que elegir a la hora de actualizar nuestro viejo equipo y seguir sacándole partido.

¿Qué significa que deja de haber soporte técnico?

Hoy 8 de Abril Microsoft cierra el soporte y las actualizaciones de seguridad de Windows XP. Los ordenadores con este sistema operativo siguen funcionando, pero ya no recibirán parches que les protejan de futuros ataques y vulnerabilidades.

Aunque nos sigue quedando la protección del programa antivirus que tengamos, es recomendable cambiar de sistema operativo, a menos, por supuesto, que esté en un equipo que nunca se conecta a Internet. Si decidimos cambiar, estas son las alternativas disponibles:

Actualizar a Windows 8.1

669294165320647597

 

Para instalar Windows 8.1 en tu antiguo equipo necesitas que cumpla los siguientes requisitos:

  • Procesador a, al menos, 1 GHz.
  • 2GB de RAM.
  • 20GB de espacio de almacenamiento.
  • Que pueda hacer correr resoluciones de pantalla a un mínimo de 1024 x 768.
  • Compatibilidad con DirectX 9.

No son unos requisitos muy exigentes. Para estar seguros, lo mejor es descargar y ejecutar elAsistente de actualización de Microsoft. Tenéis el archivo aquí mismo. También lo podéis ejecutar online, o buscar componente por componente y aplicación por aplicación, en el Centro de Compatibilidad de Microsoft.

Desde el mismo asistente podemos ya elegir qué versión de Windows descargar y comprarla online. También, por supuesto, podemos movernos hasta la tienda de la esquina y comprar un disco en formato físico (DVD).

Windows 8.1 no es barato. La versión completa del software cuesta 120 dólares / Euros, y sube a 200 dólares / 279 euros si estamos buscando la versión 8.1 Pro. La versión Pro tiene un puñado más de funciones, pero a menos que tengamos necesidades muy específicas, no merece la pena que paguemos el extra. En esta página podéis ver qué opciones tienen unas y otras versiones de Windows 8.1.

A diferencia de las ediciones anteriores, los discos de Windows 8.1 ya no distinguen entre versiones para actualización o completas. Todas las copias de este software son completas y permiten elegir si queremos actualizar o instalar desde cero.

¿Y si me paso a Windows 7?

Por supuesto, es posible no instalar Windows 8 y, en su lugar, pasarse a la versión anterior. El problema es que, como parte de su campaña para promocionar Windows 8, Microsoft ha hecho que encontrar una copia legal de Windows 7 sea un trabajo complicado. Para rematar, esta versión del sistema operativo ya no cuenta con soporte técnico. Solo tiene actualizaciones de seguridad.

A menos que necesitemos Windows 7 por un motivo muy concreto, no merece la pena desechar Windows 8, sobre todo ahora que su interfaz por fin ha encontrado un punto dulce en el quesatisfacer por igual a los entusiastas de las pantallas táctiles, y a los del teclado y ratón de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *