Carlos Slim: La semana laboral de 3 días se hará realidad
Published On 09/10/2014 » By @elmejorbonche »
121117112027-carlos-slim-story-top

El hombre más rico del mundo cree que estás trabajando demasiado.

Calos Slim, el magnate mexicano de las telecomunicaciones cuyo patrimonio supera los 80.000 millones de dólares, cree que la vida sería mejor con tres días de trabajo a la semana.

“Deberías tener más tiempo para ti durante toda tu vida… no cuando tengas 65 años y estés jubilado”, según dijo Slim el martes a Christine Romans de CNN Money.

Pero si Slim lograra hacerlo a su manera, la gente también tendría que trabajar jornadas más largas y a una edad mucho más avanzada en la vida. Él sugirió turnos de 11 horas y prolongar la edad de jubilación a los 75 años.

Slim sorprendió a todos durante el verano al solicitar una semana laboral de tres días, pero confirmó esa propuesta el martes.

“Estoy seguro de que así será”, le dijo el hombre de 74 años a CNNMoney, aunque reconoció que no sabe cuándo sucederá.

Mientras “las máquinas deberían trabajar 24 horas y los servicios deberían funcionar tanto como sea posible”, Slim dijo que las personas merecen más tiempo para el entretenimiento, la familia y para prepararse para mejores empleos.

También cree que el cambio radical le daría a los trabajadores más jóvenes una mayor oportunidad de incorporarse a la fuerza de trabajo y sería positivo para la economía y los mercados financieros.

“Es una sociedad de conocimiento y experiencia. Tienes mejor experiencia y conocimiento cuando tienes 60, 65 y 70 años”, dijo Slim.

El hombre de los 83.000 millones de dólares: es una idea interesante considerando la fuente; un hombre que se ha convertido en multimillonario por su propio esfuerzo y que Forbes estima tiene un valor de alrededor de 83.000 millones de dólares. Slim ha estado alternando la corona del hombre más rico del mundo con Bill Gates, fundador de Microsoft (MSFT, Tech30), cuya riqueza está valorada en casi 81.000 millones de dólares.

Slim empezó a invertir incluso antes de empezar la escuela secundaria; compró su primer bono cuando apenas tenía 12 años y empezó a comprar acciones uno o dos años mas tarde.

Aunque la familia de Slim era adinerada, él finalmente construyó un imperio a través de una serie de inversiones inteligentes.

Una de sus más grandes pertenencias es América Móvil, el gigante de las telecomunicaciones en Latinoamérica. Las acciones de la compañía se dispararon a principios de este año después de que Slim diera a conocer sus planes de vender activos en respuesta a las nuevas leyes antimonopolio y de medios de comunicación en México.

Por otro lado, los precios del oro blando y del cobre han sido como una piedra en el zapato para la Minera Frisco, la compañía minera de Slim.

Se necesita una inversión más real: aun así, Slim dijo que es un buen momento para ser un inversionista gracias a las tasas de interés tan bajas que ofrecen los bancos centrales a nivel mundial en un intento por fomentar el crecimiento.

“Las tasas de interés bajas son una gran oportunidad para la inversión. Pero el asunto es que el dinero debe ir a la economía real, no a la economía financiera”, dijo Slim.

Sus comentarios hacen eco a las preocupaciones de las empresas que gastan demasiado en ingeniería financiera, como recompras de acciones en lugar de gastos de capital que impulsan el crecimiento y la contratación.

“Principalmente se está dirigiendo a la economía financiera. Si trasladamos parte de eso a la economía real y desarrollamos infraestructura y otras inversiones, tendremos construcción, empleo y mejores salarios”, dijo.

Sin embargo, Slim se rehusó a utilizar su influencia para apoyar las solicitudes recientes a fin de que los trabajadores reciban sueldos más altos.

Él reconoció que los precios podrían haber aumentado más rápido que los salarios, pero cree que los salarios aumentarán en conjunto con un mayor crecimiento, mayor productividad y avances tecnológicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *