Causas comunes y tratamientos contra el mal olor vaginal
Published On 13/12/2014 » By @elmejorbonche »

Un signo que nos alerta de que algo anda mal en la vagina son los cambios en las secreciones

imagen_02

Pena, timidez y miedo son algunas de las reacciones que tenemos al darnos cuenta de que algo no marcha bien con nuestra parte íntima. El mal olor vaginal es un padecimiento común que muchas veces desatendemos por simple vergüenza de comentarlo con alguien, incluido el ginecólogo. Si estás leyendo estas líneas, seguramente has percibido un cambio en el aroma de tu vagina y te interesa saber las posibles causas de esto; a continuación te aclararemos algunos aspectos importantes al respecto, pero recuerda que ningún consejo es más acertado que el de un médico especialista.

El olor desagradable de la vagina, en la mayoría de los casos se debe a una infección; este problema se llama vaginosis bacteriana y es resultado de un cambio de la flora vaginal. Generalmente se produce por una mala higiene íntima, aunque cabe aclarar que así como la falta de limpieza puede provocar el desarrollo de bacterias, el exceso de higiene también. En su libro “Cuidados naturales para las mujeres”, Txumari Alfaro explica que en el interior de nuestra vagina crecen microorganismos que mantienen el Ph y las condiciones óptimas para que nuestro sistema reproductor y urinario funcionen.

Un signo que nos alerta de que algo anda mal en la vagina son los cambios en las secreciones. Las glándulas cervicales producen un líquido parecido al moco, de color transparente, que en ocasiones puede tronarse un poco amarillento debido al aire, pero esto es normal. El problema ocurre si esta mocosidad cambia a un tono grisáceo y detectas un aroma a pescado. En esos casos es necesario acudir al médico.

Otra causa del mal olor vaginal puede ser la tricomoniasis, una enfermedad de transmisión sexual que suele provocar un aroma fétido muy intenso. Este malestar generalmente está acompañado de fuerte irritación, dolor al mantener relaciones sexuales, además de comezón e hinchazón de los labios vaginales. La tricomoniasis se trata con antibióticos, por los cual es importante que acudas al ginecólogo en caso de tener alguno de los síntomas antes descritos.

Dentro de los muchos síntomas del cáncer vaginal o de cuello uterino, también está el mal olor. Como sabes, esta enfermedad es delicada y su atención oportuna puede salvarte la vida, así que acude al médico si notas un cambio de aroma vaginal significativo.

Cómo evitar el mal olor

La higiene íntima es el principal medio para procurarnos una vagina en buenas condiciones. Existen jabones especiales para esta zona, aunque no es necesario limpiarla con ningún producto diseñado específicamente para ese fin. El uso de agua es lo ideal, si vas usar jabón prefiere uno que sea suave y no contenga mucha fragancia ni químicos. Como te explicamos al principio de este texto, el exceso de limpieza también es dañino para tu vagina pues la deja desprotegida e indefensa ante bacteria y hongos. En este sentido, te recomendamos que no utilices duchas vaginales ya que alteran todo el equilibrio de las bacterias inofensivas que viven en la vagina.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *