Cuando estar a dieta engorda
Published On 29/07/2014 » By @elmejorbonche »

Aquí, 11 alimentos considerados ‘dietéticos’ y que pueden ser la causa de que tu dieta no funcione.

Haces todo lo que tienes que hacer: comes menos, eliminas las grasas, evitas el picoteo entre horas e incluyes estos alimentos, siempre considerados aliados de los cuerpos más delgados, en tus menús diarios. Puede que este último gesto este evitando que cumplas tus objetivos si entre esos alimentos se encuentran los once que enumeramos a continuación: 

– Uvas. Son ricas en antioxidantes y una fuente natural de vitaminas, pero una taza de uvas contiene hasta 15 gramos de azúcar. Para que te hagas una idea, una galleta Oreo tiene 14 gramos. Además, una persona necesita comer una cantidad considerable de uvas antes de sentirse satisfecha. Un truco para comer menos consiste en tomarlas congeladas.

2014725134655_2

– Green smoothies. Estos verdes brebajes incluyen espinacas, apio o brócoli; pero también frutas para hacer más agradable su sabor. En total, cada vaso puede contener unas 6 cucharaditas de azúcar, que es lo que contienen como mínimo los refrescos artificiales. 

– Fruta deshidratada. Ésta puede ser peor para una dieta que la que se encuentra en los famosos zumos verdes. Tienen más azúcar que la fruta natural y aportan más calorías. 

– Agua de coco. ¿Un vaso al día? Perfecto para disfrutar de todos los beneficios de este superalimento. ¿Sustituir toda el agua por agua de coco? Craso error. Por cada 100 ml. aporta unas 45 calorías. Además contiene fructosa, e ingerir mucha cantidad puede aumentar el nivel de triglicéridos y el riesgo de padecer enfermedades cardiacas. 

– Chips de vegetales. Son más saludables que las patatas fritas y así los percibimos, pero a la hora de la verdad engordan igual. Además, aparte de grasa, las versiones envasadas pueden incluir harina de maíz. 

– Frutos secos. Treinta gramos de cacahuetes o almendras tienen 14 gramos de grasa y aportan más de 160 calorías. Si eres de las que controla las cantidades, adelante, pero si tu caso es el de las personas que una vez empiezan no pueden parar… es mejor que te mantengas alejada de ellos. Otra forma de disfrutar de todos sus beneficios, consiste en ponerlos en la ensalada. 

– Mermelada dietética. Las versiones dietéticas sustituyen el azúcar por fructosa, por lo que pueden aportar más calorías que las tradicionales. Las light, eso sí, son menos calóricas. 

2014725134655_3

– Productos integrales. De nuevo, nos encontramos ante una versión más saludable, pero no engordan menos. De hecho, una barra de pan integral puede aportar más calorías que una del clásico pan blanco. 

– Agave. Este endulzante, el favorito de aquellos que no quieren ni oír hablar de edulcorantes artificiales, es más calórico que el azúcar. Así que si eres de poco endulzar, no hay problema, pero si el café, los yogures, o las infusiones te gustan dulces… el agave no es para ti. 

– Snacks sin gluten. En principio, estos alimentos están pensados para personas celiacas o con intolerancia al gluten de trigo, pero muchas otras deciden llevar una vida alejada de esa proteína porque creen que así adelgazarán. En parte, claro, es cierto: el adiós a la pasta y a todo tipo de panadería siempre te llevará a ingerir menos calorías. Si decides incluir sus versiones sin gluten, puede que te encuentres aportando al cuerpo más azúcar y grasa que si comieras los originales. 

– Hummus. Este snack aliado de los vegetarianos es capaz de aportar demasiadas calorías. Dos cucharadas contienen 70 calorías y, honestamente, nadie deja de comer cuando ha consumido dos cucharadas. 

Además de las calorías, claro, hay otros aspectos a tener en cuenta. Si prefieres llevar una alimentación sana, puede que tengas que optar por tomar alimentos más calóricos, y reducir las cantidades. Al final, el éxito siempre está en las medidas. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *