David Ortiz gana demanda de US$300,000 a un joyero que lo estafó
Published On 02/06/2016 » By @elmejorbonche »

David-Ortiz

Un juez del condado de Middlesex ordenó a un joyero de California y la compañía de su familia pagar más de  $ 300,000 al toletero David Ortiz por daños, en una demanda derivada de  joyas de baja calidad que vendió a la estrella de los Red Sox de manera fraudulenta en 2010.

En un fallo de cuatro páginas emitido este lunes, el  Juez Maynard M. Kirpalani ordenó a Randy Hamida, de Anaheim and Randy’s Mensdesgaste que pague $ 313, 800 más intereses y honorarios a los abogados de Ortiz, revela el diario Boston Globe.

El poderoso bateador dominicano de los Medias Rojas había presentado una demanda contra Hamida en 2014, alegando que él vendió diamante y joyas de oro falsos o de baja calidad por $US 127,000 y luego no devolvió el dinero cuando Ortiz descubrió el engaño.

Kirpalani estuvo de acuerdo, por escrito que Hamida hizo “falsas representaciones” a Ortiz sobre la calidad de las joyas “con el fin de inducirlo a pagar cantidades muy por encima de su valor real.”

El juez también dijo que Hamida faltó al no  entregar la joya de la clase y el valor acordado en el negocio que hizo de mala fe.”

Jonathan M. Davidoff, abogado de la estrella de los Medias Rojas, dijo en un correo electrónico la noche de este martes que las conclusiones del Kirpalani muestran “la verdad de las circunstancias que el Sr. Ortiz es una víctima del fraude del Sr. Hamida”.

“Esperemos que el público en general puede evitar convertirse en víctimas de estafadores que buscan esas oportunidades para tomar ventaja de los demás”, Señaló.

“Desafortunadamente, demasiadas veces, los atletas profesionales se convierten en el blanco de los estafadores. Ortiz está feliz de que este capítulo de la cuestión haya llegado a su fin”, añadió el abogado.

De acuerdo con la decisión del Kirpalani, Hamida se dirige a los atletas profesionales para las ventas de joyas, lugares en los que se pueden encontrar, tales como hoteles de los equipos frecuentar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *