Diez frases que un DJ no quiere escuchar
Published On 24/01/2014 » By @elmejorbonche »

concert electronico0 frases que no debes decirle a un DJ. A estos hombres/mujeres se les da demasiado poder pero también hay una serie de frases que les cabrea mucho (mucho) escuchar

Son gente con demasiado poder. Eso es un hecho. De ellos depende tu diversión, tu noche y hasta tu ligoteo. Si ‘la música era una mierda’ la noche se fue al traste, pero si lo que se escucha es ‘cómo pinchaba ese tío’, entonces significa que la música ha sido el factor clave para que esta, tu noche, salga bien. El caso es que más que poder, tienen responsabilidad y eso es algo que (suponemos) podrá agobiar.

Sin embargo, ellos, agobiados o no, se encuentran en la tarima, con unos cuantos VIPs y rodeados de alcohol gratis. Después los hay de los que se encuentran más a pié: al final de la discoteca/pub con su cubata ron cola en la mano y sin moverse demasiado, esperando a que la noche termine. Pero todos tienen algo en común, se hacen llamar DJs y tu diversión depende de ellos, de lo simpáticos que sean, de los temazos que se apunten y hasta de que ‘la última’ no sea ‘la última’. Su historia se remonta a la radio, allá por 1909 en California, algo que hace de esto un oficio ‘casi histórico’ y aunque las macrofiestas en superdiscotecas llegaron hace tan solo unas décadas el oficio de pincha discos en nuestro país también se puede relacionar con las verbenas de pueblo y los guateques de nuestros abuelos.

Siempre hubo alguien que se encargó de la música. Y siempre les han incordiado las mismas frases:

1. ‘Ponte la de lala lalalala lala la’. Obviamente ni te va a mirar. Ni se va a molestar en pensar cuál es la de l’ala lalala lala la’. Y si hace algo por ti, es decirle a la camarera que no te sirva más gintonics, que por hoy, ya vas servido.

2. ‘¿No ves que nadie está bailando?‘. Si es la boda de tu prima, es el momento del Vals y tu ya te lo has bebido todo. No, el DJ tampoco te va a contestar.

3. ‘Guárdame el jersey tío, que es de Yves Saint Laurent y no lo quiero perder’. Este hombre no es tu ‘tío’ y tampoco es el guardarropa. Agárratelo a la cintura, pídele a esa chica que esta loca por ti que lo meta en su bolso, colócatelo a modo superman o, más rápido, fácil, seguro y destinado para ello que todas estas opciones: déjalo en el ropero.

4. ‘Mi amiga quiere contigo’. Sean guapos o feos, los DJs son gente que ‘mola’. Tienen un punto de atractivo mundial y son una de esas profesiones que, dentro del mundo de la noche, parece más artística. Se codean con gogos, camareras que seguramente sean simpáticas fuera de su horario laboral, otros DJs, relaciones públicas, Vips y algún despistadillo. Escuchan esta frase muchas veces y, normalmente, viene de una tía con dos copas de más que habla por otra tía con cuatro copas de más. No te pongas en evidencia, el DJ siempre irá más sereno que tú.

5. ‘¿Qué tipo de trabajo es ese?’ Probablemente de parte de su abuela, de su tía o de aquel amigo de la infancia que no conoce el significado de la palabra ‘juerga’. Pues bien, el pinchadiscos si es exitoso: viajará, ganará mucho dinero y colaborará con los grandes de la industria. Pero si del que hablamos es del DJ del pub de abajo, sí, puedes preguntarle eso y también con qué combina este trabajo para llevar una vida normal.

6. ‘¿Pones Paquito el Chocolatero?’ Solo apto para fiestas de pueblo. Además, ya existen otros temazos que incitan a la sensualidad de forma más delicada.

7. ‘Me aburro’. Pues tienes tres opciones. Una, irte a tu casa. Dos, entrarle a esa chica que llevas mirando toda la noche. Tres, tomarte un par de cubatas más, verás que todo es (aparentemente) mucho más divertido.

8. ‘¿Puedes bajar la música? me pitan los oidos’. Pues tienes tres opciones. Una, irte a tu casa. Dos, hacerte la terrible pregunta de ¿me estaré haciéndo demasiado mayor?. Tres, decirle al chico que llevas mirando toda la noche que te acompañe a fumarte un piti fuera, si no fumas, ‘tomar el aire’ también sirve.

9. ‘¿Tienes un piti?’ Sin comentarios. (¿Has venido solo a la discoteca o qué?).

10. ‘Dejame los platos que la voy a liar’. Estas borracho, sabes que se llaman platos por casualidad, has tirado el gintonic en tu paseo hasta aquí y además tienes pinta de tener un gusto musical pésimo. No

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *