El joven del selfie y el tren, camino de hacerse rico en YouTube
Published On 22/04/2014 » By @elmejorbonche »

691012017490711879

 

El pasado 15 de abril, un joven de 22 años llamado Jared Frank decidió filmarse a sí mismo mientras un tren pasaba demasiado cerca por detrás. Ocurrió algo inesperado: recibió una soberana patada de uno de los operarios del tren. Susto y sorpresa a la vez. Frank subió luego el vídeo a YouTube y se hizo viral al instante. ¿Resultado? De estar cerca de ser arrollado por un tren, Frank va camino de embolsarse una buena fortuna. Cosas de Internet.

El vídeo es tan rocambolesco que incluso se sospechaba que era un montaje, pero no es así. Ocurrió en Perú, donde Jared Frank pasaba unos días de vacaciones. El joven caminaba junto a las vías del ferrocarril conocido como Perurrail que discurren entre Cuzco y Machu Pichu. Se trata de una ruta que los turistas que visitan el país andino frecuentan mucho a pie, y que se considera bastante segura debido a la escasa velocidad a la que transitan los trenes.

Pese a que Frank estaba a una distancia bastante prudente de las vías, un funcionario no lo vio así, y decidió estirar la pierna para propinar al turista una patada mientras se grababa a sí mismo. No está claro si la agresión era solo para advertir al joven que se alejara más de la vía, o simplemente para fastidiarle la toma. Sea como sea, el convoy en el que viajaba el maquinista que agredió a Frank circulaba a solo unos 27 kilómetros por hora, lo que libró al protagonista del vídeo de sufrir lesiones graves.

A la vuelta del viaje, Frank publicó el vídeo de la patada y pronto se difundió como la pólvora hasta sobrepasar los 23 millones de visitas. En YouTube, semejante cantidad de visitas solo significan una cosa: mucho dinero. Una agencia de medios con sede en California se ha puesto en contacto con el joven para rentabilizar el vídeo mediante publicidad. Para el involuntario protagonista de la coz, la operación se traducirá en una cantidad de dinero entre los 30.000 y los 250.000 dólares. El monto exacto no se conocerá hasta que YouTube calcule los resultados.

El canal de Jared también tiene ya 6.000 suscriptores y eso ha llamado la atención del comediante canadiense Peter Chao, que ha contactado con el joven para realizar más contenido. Esperemos que ese contenido no consista en recibir más golpes para deleite de los internautas. De momento, Frank se muestra cauteloso en torno a los beneficios de su vídeo. El joven tan solo ha declarado que, si gana algo, lo utilizará para financiar algún proyecto de vídeo para sus estudios de imagen y sonido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *