El padre de Beyoncé la acusa de fingir una crisis matrimonial para vender entradas de su gira
Published On 28/08/2014 » By @elmejorbonche »


Beyonce-and-Jay-Z-Grammy-performance

Argumenta una estrategia de mercadeo que él ya había aplicado…

espués de que durante las últimas semanas se hayan reforzado los rumores sobre el posible divorcio de Beyoncé y Jay Z, el padre de la cantante, el productor musical Matthew Knowles, no ha dudado en atribuir la supuesta crisis matrimonial a una estrategia de negocio ideada por la pareja para aumentar la venta de entradas de su gira On The Run.

“Lo sé porque eso mismo ya lo hemos hecho antes. A veces tienes que darle vida a una gira. Se le llama el truco mental del Jedi. El truco mental del Jedi te engaña”, reveló el productor musical en el programa de radio Roula & Ryan de la emisora estadounidense KRBE.

Pero simular una inminente separación no sería la primera estrategia que el afamado matrimonio utiliza para aumentar sus beneficios. En concreto, el padre de la cantante ha dado a entender que el ‘truco mental del Jedi’ podría haber estado detrás de la filtración del polémico vídeo en el que se ve cómo su hija menor, la cantante Solange Knowles, agrede físicamente a Jay Z ante una silenciosa Beyoncé dentro de un ascensor en una fiesta posterior a la gala del MET el pasado mes de mayo.

“Sé que todo es el truco del Jedi. Todo el mundo hablaba de ello. Las ventas de entradas aumentaron. ¡Las ventas del álbum de Solange se multiplicaron un 200%!”, confesó.

Aunque podría haberse tratado de un montaje diseñado para aumentar el éxito de la gira que el matrimonio cerrará próximamente, lo cierto es que Beyoncé y Jay Z acallaron las especulaciones sobre su posible separación el pasado sábado durante los MTV Video Music Awards. Ante miles de espectadores y asistentes al evento, el rapero subió al escenario para entregarle a su mujer el galardón Michael Jackson Video Vanguard Award a su trayectoria profesional acompañado de la hija de ambos, Blue Ivy, de dos años, que no dudó en aplaudir a su exitosa mamá: “¡Sí, mami!”, repetía la pequeña en brazos de su padre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *