El secreto de las mujeres que se mantienen jóvenes
Published On 25/11/2013 » By @elmejorbonche »

Un estudio determinó que las hipotensas no sólo conservan la juventud y son más longevas sino que los riesgos de que padezcan cardiopatías o ataques cardíacos son también más bajos

0010363804

Por primera vez se demostró la existencia de una conexión entre la presión arterial y la apariencia joven en una persona. Científicos de Unilever, junto a especialistas del Centro Médico de la Universidad de Leiden de los Países Bajos, han logrado descifrar algunos de los enigmas que rodean el  proceso de envejecimiento de las personas. 

Concretamente, se ha podido determinar que las mujeres que lucen más jóvenes a la edad que tienen lo hacen debido a que su presión arterial es más baja. Asimismo, el estudio concluye que los riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares, tales como cardiopatías o ataques cardíacos, son también más bajos en estos casos. 

El extenso estudio se llevó a cabo para determinar el vínculo existente entre la apariencia avejentada de una persona (la edad que aparenta) y las enfermedades cardiovasculares. Para lograr esto, se formaron grupos de mujeres según los riesgos en la salud que pudieran padecer. Gracias a las fotografías de sus rostros, se pudo detectar que aquellas que tenían menos riesgos aparentan dos años menos que las del otro grupo. 

Respecto de esta relación entre el aspecto del rostro de una mujer y los riesgos de enfermedades cardiovasculares, el Dr. David Gunn, científico senior de Unilever, comentó: “Identificamos que la presión arterial es lo que genera el vínculo entre los riesgos de enfermedades cardiovasculares y la edad que se aparenta. Es la primera vez que se demuestra la existencia de una conexión entre la presión arterial y la apariencia joven en una persona”.

Este descubrimiento permite nuevas formas de comunicar los grandes beneficios adicionales que brinda un estilo de vida saludable. Asimismo, la investigación descubrió que el rasgo en el rostro que se conecta con la presión arterial no tiene que ver con las arrugas en la piel sino con lo que denominamos flaccidez en el rostro. Lo más interesante es que las investigaciones futuras podrán determinar con exactitud la característica que indique la presión arterial de cada individuo.

Este mismo estudio permitió descubrir también que las mujeres y hombres descendientes de familias longevas tienen menos arrugas en el brazo, comparado con las personas de la misma edad del grupo seleccionado para realizar la investigación.

Esta es la primera vez que la apariencia joven está directamente relacionada con la longevidad familiar y sugiere que la duración de la vida está ligada al ritmo en el que nuestra piel envejece.

“Nuestros primeros descubrimientos demuestran que la piel de las personas que envejecen saludablemente lo hace más lentamente; y en el caso de los hombres, lucen un rostro más joven. El próximo paso es entender qué sucede dentro de la piel de estos individuos jóvenes para descubrir más sobre los secretos del paso del tiempo”, indicó el El Dr. Gunn.

Por su parte, la Dra. Diana Van-Heemst del Centro Médico de la Universidad de Leiden espera que “los resultados del estudio incentiven a las personas a adoptar un estilo de vida saludable y que controlen con regularidad los parámetros de salud importantes como la presión arterial, tal como lo demuestra el estudio, ya que dichos factores no sólo impactan en la salud, sino que también en la apariencia física”.

El estudio sobre longevidad de la Universidad de Leiden involucró a dos hermanos muy longevos (más de 89 años), sus descendientes y las parejas de sus descendientes para controles emparejados por edad. Más de 650 descendientes y sus parejas formaron parte del estudio. Los científicos analizaron la intensidad de las arrugas en los brazos y la edad que aparentaban estos participantes utilizando una metodología validada que incluía fotografías de los rostros.

Los resultados serán utilizados para entender mejor cómo pueden usarse las apariencias físicas para estudiar el paso del tiempo en las personas, que en definitiva llevará al cuidado personal y al consumo de productos nutricionales y servicios del futuro. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *