Harán más difícil obtener permiso de porte de armas en NYC
Published On 13/05/2016 » By @elmejorbonche »

Ahora las licencias deberán ser renovadas cada tres años y habrá que solicitarlas en persona

armas-de-fuego.jpg_594723958

El comisionado de Policía de Nueva York (NYPD), Bill Bratton, anunció reglas más estrictas para conseguir un porte arma de fuego, luego que el departamento realizar una profunda revisión interna de las normas.

La División de Licencias de Armas del NYPD decidió imponer regulaciones más estrictas para entregar las licencias tras el escándalo de corrupción que envuelve al NYPD y que podría poner las armas en manos equivocadas.

A partir de ahora los permisos no solo necesitaran la aprobación del comandante de la unidad, sino que también deberá ser aprobado por el nuevo comisionado adjunto que asistirá en asuntos legales. Una posición civil que va a ocupar un ex fiscal de Manhattan, de acuerdo con las declaraciones de Bratton.

Las personas que tienen un permiso de arma de fuego deben renovar la licencia cada tres años. La disposición le dará al Uniformada la oportunidad de revisar los 62,000 permisos activos actualmente en los libros.

De acuerdo con declaraciones del NYPD, el año pasado la Policía recibió más de 3,200 solicitudes, de las cuales solo se concedieron 2,600.

Como resultado de las investigaciones que arrojaron un sistema de corrupción para otorgar los permisos, hasta el momento se han revocado 15 y se espera que la cifra aumente.

A partir de ahora las personas que deseen un permiso de armas tendrá que presentarse en persona para responder algunas preguntas. En el pasado, muchos solicitantes contrataban a terceros para que los representara en el Departamento, de acuerdo con las autoridades.

El comisionado Bratton advirtió que estos no serán los únicos cambios que harán dentro de la unidad.

Estas resoluciones son el resultado de las investigaciones conjuntas de la Policía, el FBI y la Oficina del Fiscal de EE.UU. sobre los presuntos esquemas de soborno que involucran a policías.

El mes pasado, el empresario Alex Lichtenstein fue acusado de pagar a oficiales de la división de armas de fuego miles de dólares para obtener más de 150 licencias.

“El nivel de información que estamos trabajando nos permite abordar con éxito estas investigaciones”, dijo Bratton a NY1.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *