Hombre asesinado por usar celular en el cine
Published On 14/01/2014 » By @elmejorbonche »

Un policía jubilado ha sido acusado de matar a balazos a un hombre porque usó su celular en un cine.

AR-140119739

Una discusión entre dos parejas porque un hombre estaba usando el celular en un cine de Florida terminó con el hombre muerto a disparos por parte de un policía jubilado, mientras unos 25 asistentes veían aterrizados, informaron las autoridades.

“Alguien lanzó palomitas, no sé quién lo hizo, y después ‘bang’, le habían disparado”, dijo Charles Cummings, un testigo que se encontraba en el cine para festejar su cumpleaños con su hijo cuando dos parejas comenzaron a discutir antes de la proyección de la película, mientras se exhibían los avances.

Curtis Reeves, de 71 años, fue acusado de homicidio no premeditado. No estaba claro si contaba con un abogado.

Las dos parejas estaban viendo “Lone Survivor” el lunes en un cine de Wesley Chapel, al norte de Tampa, cuando Reeves le pidió a Chad Oulson, de 43 años, que dejara de enviar mensajes de texto, dijo la vocera del alguacil del condado Pasco, Melanie Snow.

La discusión condujo a un tiroteo. Oulson y su esposa, Nichole, resultaron heridos de bala y fueron llevados a un hospital de la zona de Tampa donde él murió. Las heridas de su esposa no eran de gravedad, dijo el vocero de Pasco, Doug Tobin.

Reeves y su esposa estaban sentados detrás de Oulson y su esposa. Oulson le dijo al ex policía que estaba enviando un mensaje a su hija de tres años, relató Cummings.

“Todo terminó casi igual de rápido como empezó”, dijo Tobin.

Un policía del condado de Sumter que no estaba en servicio detuvo a Reeves hasta que llegó la policía, informó la oficina del alguacil.

Cummings dijo que un hombre salió a buscar a un gerente pero regresó solo después de unos minutos. Momentos después la discusión volvió a empezar.

Cummings agregó que Oulson cayó herido sobre él y su hijo, quien corrió a llamar al número de emergencias 911, mientras Cummings y otra persona en el cine que dijo ser enfermera comenzaron a darle resucitación cardiopulmonar a la víctima.

Un hombre sentado junto al atacante le arrebató la pistola y el sospechoso no intentó escapar, dijo Cummings.

“No puedo creer que la gente traiga una pistola, un arma, a un cine”, agregó. “No puedo creer que discutan y se disparen por unas palomitas, por un celular”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *