JUSTIN BIEBER, MÁS SEXY Y REBELDE QUE NUNCA, EN LA PORTADA DE ROLLING STONE
Published On 26/02/2014 » By @elmejorbonche »

rs_600x600-140226093855-justin_bieber_portada_rs

 

El canadiense aparece luciendo sus músculos.

Justin Bieber consigue un honor reservado para pocos… Volver a la portada de la Rolling Stone.

Aunque está muy lejos de las 30 veces que lo hicieron Los Beatles o las siete veces de Christina Aguilera, cierto es que sigue siendo un mérito.

El problema es que no parece haber motivo para celebrar en esta ocasión ya que no logró el destaque por su música sino por sus problemas durante los últimos meses.

En su cuenta de instagram, la revista publicó la imagen con la portada: “Hay una fina línea entre divertirse más que cualquier adolescente y derrumbarse”, aparece en la leyenda.

Tal vez sea hora de que le haga caso a Miley Cyrus cuando le aconsejó pagarle a profesionales para que no se conozcan sus desenfrenos o mejor aún, podría comenzar a comportarse con mayor decoro.

Aunque ha lo largo de los años había tenido alguna que otra mancha en su historial, siempre se había mostrado dentro de las conductas comunes de una estrella teen. Sin embargo, 2013 marcó un quiebre con su imagen de estrella adolescente limpia.

A medida que sus músculos crecían y sus camisas dejaban de formar parte de su vestuario, comenzó a protagonizar diversos escándalos. Su gira por el Reino Unido incluyó abucheos del público y un intento de darse golpes de puño con un paparazzi. Luego se paseó por Sudamérica y las cosas fueron peores…

En Brasil, suspendió un show, fue filmado durmiendo en la cama por una prostituta y tuvo problemas por dibujar graffitis en la calle. Su viaje a la Argentina increíblemente puso las cosas peor. Durante un show tuvo que retirarse antes y en otra de sus noches barrió el escenario con la bandera argentina. Además, parte de su staff agredió salvajemente a un fotógrafo que intentaba registrar su salida de una discoteca de Buenos Aires.

¿Año nuevo, vida nueva?

No tanto…

Este año estuvo marcado por su arresto en Miami luego de que fuera detenido conduciendo a altas velocidades y los exámenes determinaran que estaba manejando bajo el efecto de drogas (algo que él mismo luego confesó).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *