La tendencia del corset para obtener cintura… ¿Buena o mala para tu organismo?
Published On 08/05/2015 » By @elmejorbonche »
rs_634x1024-150410092648-634.Wedding-Cordet.jl.041015

¿Perjudica nuestro organismo?

Una de las tendencias más controversiales de este año no tiene que ver con moda, ni con tacones; se trata del cuerpo de reloj de arena.

Formar la cintura se ha convertido en el truco mejor guardado de las celebridades para tener una cintura de 60 cm y lista durante la temporada de bikinis. Kim Kardashian y sus hermanas, Kourtney y Khloé, y hasta Lindsay Lohan son algunas de las famosas que han usado el método del corset para destacar (o exagerar) su diminuta cintura.

¿Pero realmente volver a usar esta prenda que data de unos siglos atras vale la pena? Teníamos que averiguarlo, por lo que consultamos con expertos en el área para saber si usar un corset funciona, o si es sólo un engaño visual (y nos lo hacen creer con selfies frente al espejo).  ¡Te sorprenderás con sus respuestas!

Pouya Shafipour, médico de Los Angeles cree que el entrenamiento de cintura tiene más que ver con sentirse segura de si misma que en realidad perder algo de grasa de la cintura.

“No se trata de resultados médicos.  Se trata de darte más confianza, te dan ganas de hacer más ejercicio” explicó.

Sin embargo, el Dr. Shafipour usa un dispositivo similar en los pacientes con obesidad.  “Para las personas que tienen sobrepeso, este corset les da fisicamente mayor movilidad.  Y psicologicamente te da un efecto efectivo, dándoles hasta una mejor postura.  Muchos de los beneficios incluyen el sentirse mejor, más delgado y más alto.  Les da más confianza de hacer las cosas que normalmente no harían”.

rs_560x415-150403174003-1024-waist-trainers.jw.4315

Algunas otras actrices han usado el corset para trabajar en vez de perder peso.  Una de ellas es la protagonista de Cenicienta, Lily James, quien tuvo que someterse a una dieta líquida mientras usaba la super ajustada prenda durante el rodaje de la película.

“Cuando me tocó usar el corset en la filmación, no nos deteníamos para almorzar, comíamos mientras ibamos haciendo mil cosas” le contó James a E! News en Marzo.  “En ese caso, no podía desatarmelo.  Así que si comías algo sólido no se digería adecuadamente y era una sensación desagradable en el estómago.  Así que cambié mis alimentos a sopas para poder comer sin que me cayera mal”.

rs_600x600-150227101345-600-khloe-kardashian-instagram_copy

Más allá de forzarte a comer menos (o únicamente líquidos)  mientras usas esta prenda, hay además, ciertos riesgos internos para el organismo.  El Dr. Paul Nassif de la serieBotched de E!, confiesa su preocupación sobre la compresión severa involucrada con el uso de corsets pequeños cada vez más

“Me preocupa el efecto que puede

tener en los intestinos bajos ya que empuja su contenido a la región pélvica” explicó.  “Eso, adicional a la compresión del diafragma, que causa problemas pulmonares.  Basicamente, apretar los organos puede causar problemas gastrointestinales, en los pulmones y riñones”.

Y además de los daños internos, los riesgos incluyen infecciones de piel si el corset se usa muy ajustado, así como cicatrices por la misma razón.  Otro problema podría ser el factor obsesión: especialmente para las chicas naturalmente flacas que escogen este método como una rutina diaria.

El Dr. Nassif sugiere que no hay resultados reales a largo plazo cuando usas un corset. “Tendrás un cambio visible en tu cuerpo, pero no será una transformación permanente” comentó. “Los resultados no son reales basado en el hecho de que las personas que usan el entrenador de la cintura tienen el mismo porcentaje de grasa corporal que antes de usar la prenda. Una dieta, ejercitarse y un estilo de vida saludable son, con mucho, las mejores directrices a seguir para las personas que quieren mantenerse en forma y quieren estar orgullosas de sí mismas”.

¡Ahí lo tienen! Lo sentimos adictas a los corsets, lo mejor es que lo consideres dos veces antes de usarlo, y de ser así, sé precavida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *