Los auxiliares de vuelo piden volver a prohibir los móviles en el avión
Published On 13/10/2014 » By @elmejorbonche »

omubqclzwdjhuyzg4oq4

El sindicato más grande de asistentes de vuelo de Estados Unidos no está contento con el reciente cambio en la normativa de seguridad aérea que permite utilizar dispositivos electrónicos en el avión. De hecho, están tan enfadados que han interpuesto una demanda contra la Administración Federal de Aviación (responsable de establecer estas normas) para que se vuelvan a prohibir.

En octubre de 2013, la FAA permitió a los pasajeros utilizar dispositivos electrónicos durante el despegue y el aterrizaje siempre y cuando estuvieran desconectados de la red móvil para evitar supuestas interferencias. La medida no ha sido del agrado del personal de cabina, que quiere que se vuelvan a prohibir durante estos momentos.

Según informa el Wall Street Journal, la queja de los auxiliares de vuelo se refiere a seguridad. Según el personal de cabina, los momentos de despegue y aterrizaje son los más propensos a sufrir turbulencias, y un movimiento brusco del avión podría convertir móviles, tabletas y lectores de libros electrónicos en peligrosos proyectiles improvisados (Se ve que los vasos de cristal que reparten en clase ejecutiva antes del despegue son completamente inofensivos si salen despedidos a gran velocidad).

Además, las azafatas se quejan de que los pasajeros no prestan atención a la demostración de seguridad porque andan pendientes de sus dispositivos. (Cómo si les prestáramos atención antes, sobre todo después de más de 10 vuelos.)

La FAA ha respondido diciendo que los pequeños dispositivos no violan la normativa federal en cuanto a almacenamiento del equipaje durante el vuelo. Sea como sea, la denuncia del sindicato, que intenta forzar el cambio de normativa apelando a cómo fue redactada, sigue en pie. Representantes de la Asociación de Asistentes de Vuelo aseguran que se conformarían con que se ajuste la normativa para que obligue a los pasajeros a guardar sus dispositivos durante el despegue y el aterrizaje. Casi se diría que al personal de vuelo no le gusta haber perdido su pequeña parcela de despotismo hacia el pasajero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *