Mira Cuánto le costó a Samsung el selfie más famoso de la historia
Published On 04/03/2014 » By @elmejorbonche »

image

 

Una de los momentos de mayor trascendencia que ha dejado la gala de los Oscar fue la autofoto que la presentadora, Ellen DeGeneres, se hizo con varios de los actores presentes en el Dolby Theatre y que ha conseguido ser el tuit más retuiteado de la historia.

Esta acción hizo que gran cantidad de gente hablase del Galaxy Note 3 con el que se tomó el selfie, lo que ha servido de gran promoción a la compañía surcoreana Samsung. Sin embargo, cabe preguntarse, ¿cuánto pagó por semejante promoción en la gala?

El emplazamiento publicitario de Samsung durante los Oscar ha sido de lo más comentado en los últimos días, ya que también apareció en varias ocasiones durante la gala. Según el diario estadounidense The Wall Street Journal esta promoción tuvo un coste estimado para Samsung de 18 millones de dólares.

Para poner en perspectiva la inversión de la compañía, Samsung ha gastado 24 millones de dólares desde el año 2009 en la gala de los Oscar, con lo que el desembolso de este año es tres cuartas partes de lo gastado en los últimos 5 años. Una inversión que parece haberle salido rentable.

El diario explica que la toma del selfie no fue un acto repentino de la presentadora, sino que estaba preparado desde días atrás -aunque no los participantes en la foto-. Samsung había acordado con la cadena ABC (que emitió la gala) realizar un patrocinio más amplio, por el que además de anunciarse durante los intermedios, sus productos saliesen en la cobertura previa de la alfombra roja, en el programa de cineastas aspirantes y en la propia gala.

Durante los ensayos los productores, Samsung, DeGeneres y el resto de presentadores, estuvieron decidiendo cómo se deberían mostar los gadgets de la compañía durante toda la cobertura.

Sin embargo, el caso de los selfies fue distinto. Y es que la presentadora decidió días antes de la gala que quería hacer varios selfies durante la misma, con lo que vieron en el Note 3 la excusa perfecta, algo que Samsung aceptó. Finalmente DeGeneres realizó uno a ella misma al principio de la gala, otro con Liza Minnelli y otro con varios actores que ha dado la vuelta al mundo.

Coca-Cola, otro gran emplazamiento publicitario… y gratis

Además del selfie, otro de los grandes momentos de la ceremonia de los Oscar fue cuando DeGeneres trajo a un repatidor de pizza que comenzó a dar porciones a los invitados.

El repartidor, que ha confesado en una entrevista que no sabía bien a dónde iba, era de la pizzería Big Mamas and Pappas, que cuenta con la particularidad de tener las cajas de cartón rojas y el logotipo de Coca-Cola impreso, con lo que la compañía de refrescos contó con una gran presencia en la gala pese a no pagar ni un minuto.

Lo más curioso de esta aparición es que su principal rival, Pepsi, sí que era uno de los anunciantes que llegó a un acuerdo con ABC para salir en uno de los cortes publicitarios.

Ante tal repercusión en los medios de comunicación y redes sociales, la vicepresidenta de marketing de Coca-Cola, Wendy Clark, ha comentado en Twitter que mandarían a la pizzería una nota de agradecimiento.

pizza-degeneres

Momento en el que el pizzero aparece en la gala

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *