Todo lo que debe saber sobre el Punto G
Published On 12/11/2013 » By @elmejorbonche »

punto-g-1

Personalmente hace años que había oído hablar del Punto G. Había visto programas sobresexualidad en la televisión, leído artículos, y todos, todos, hablaban del punto G, como unpunto clave en la sexualidad y el placer femenino. El pequeño problema que tenía y que no descubrí hasta hace pocos meses, es ¿dónde está el punto G?

Foucault expone en su filosofía que el poder utiliza nuestros cuerpos como vehículos de su ideología. Si aceptamos como válida esta premisa, en una sociedad patriarcal como la que estamos, vemos como esta ejerce su poder, cuando nos damos cuenta que la morfología sexual femenina es una gran desconocida para cada una de nosotras mismas. ¿Increíble, no? Increíble, pero cierto.

A pesar de que el cuerpo es obviamente nuestro, qué es qué, en cuanto a nuestra propia sexualidad, parece que nos asusta y da miedo. Nuestro cuerpo, de esta forma, como un desconocido, pasa a ser objeto sexual sólo para el hombre. Él lo utiliza a su gusto y placer, mientras que nosotras, propietarias exclusivas del cuerpo, ni lo conocemos.

punto-g-2

El buen amante

Un buen amante no es aquel que hace el amor con más mujeres, sino es aquel que nos enseña a descubrir nuestro cuerpo. Y podemos tener suerte y encontrarnos con un buen amante, o por el contrario, seguir siendo objeto de deseo. En el primer caso, el hombre, además de su placer, busca el nuestro. Y el nuestro pasa por el punto G.

Yo me pasé toda la vida confundiendo Punto G con clítoris. Y lo cierto es que son dos partes completamente diferentes de nuestro cuerpo. El clítoris se estimula muy fácilmente en las relaciones sexuales y es una vía fácil para lograr el orgasmo. Los orgasmos a través del clítoris, además de ser más fáciles de conseguir, son más “suaves”.

Que es un punto importante y complementario con la penetración vaginal, lo podemos ver si echamos un vistazo a los sex shop online: miles de juguetes sexuales que combinan al mismo tiempo la estimulación del clítoris con la penetración para llegar a las cumbres del placer.

Estimulación del Punto G

Respondiendo a la pregunta del primer párrafo que había quedado pendiente, el Punto G está situado en el interior de nuestra vagina. Se estimula, o bien, con ciertas posturas sexuales, o bien con la masturbación manual, introduciendo el dedo en la vagina y realizando movimientos que estimulan dicho punto.

Sabrás que lo has encontrado, porque toda la musculatura de caderas hacia abajo entran en una especie de placer intenso y armonioso. Las piernas flaquean y no sabemos qué nos pasa. Simplemente, hemos encontrado nuestro Punto G.

Y a partir de aquí, un mundo de placer sexual, lícito y del cual tenemos pleno derecho a disfrutar, como mujeres, se abre ante nosotras.

Un consejo: experimenta y no te de miedo de conocer tu propio cuerpo. Además, si cuentas con la “ayuda” de un buen amante, los mundos de placer por los que te puedes perder son infinitos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *